jueves, 13 de febrero de 2014

Pequeña reflexión.


'Día de consumismo, fiesta inventada para sacarnos el dinero, parafernalia y bla bla bla.'

Se dicen muchas cosas del día de los enamorados, pero, ¿cómo podéis odiar tanto algo que incita a los más tímidos a expresar sus sentimientos más ocultos, una celebración para ensalzar el amor y demostrarle a la persona a la que amas cuánto eres capaz de hacer por ella? Pues claro que el amor existe todos los días del año, pues claro que es innecesario ese gasto sólo por un convencionalismo tan simple; pero como persona subjetiva y con sentimientos, como mujer romántica, como niña ilusionada también os digo que me gusta que me sorprendan con un ramo de rosas y que me digan cuánto me quieren. Como todas estas cosas, además de alguien con una mente abierta, un corazón ocupado por su nombre y unas ideas claras digo que YO personalmente jamás podría rechazar una fiesta que hace loa al amor; al sentimiento más puro y primario, a lo más dulce y amargo que mueve y remueve al ser humano, a los individuos que tienen ya a la persona que les complementa, y también a aquellos que no la han hallado aún.

Estés solo o no, el día de San Valentín celebra el amor, y no entiendo como se puede ir en contra de eso.

1 comentario:

  1. TACHAAAAAAAAAAAAAAN. Está usted nominada a mis Liebster Awards. Felicitaciones, amorrrr.
    http://thegreenstudy.blogspot.com.es/2014/03/liebster-awards.html

    ResponderEliminar